Unas viñas únicas.

Un clima continental, con leve influencia mediterránea, pues el río Jiloca discurre en dirección surestenorte, de irregular y escasa precipitación media (380 l/año), determina unas viejas vides recias y autorreguladas. Las raíces de nuestras cepas se hunden en secanos de más de 500 millones de años de antigüedad rodeadas de los fósiles de aquellos trilobites los cuales, de algún modo, vuelven a la vida en esas vides a las que alimentan y a las que, tal vez contemplen con sus viejos ojos, los primeros ojos que existieron en nuestro Planeta 

De estos hechos que unieron a los trilobites con las vides (vites en Latín) resulta nuestro vino TRILO-VITES que, por ello, contiene trazas de la vida en la Tierra de hace más de 500 millones de años.Hemos cuidado al extremo su cultivo, recuperando métodos tradicionales y respetando las viñas autorreguladas, sin emplear pesticidas ni alteraciones de su dinámica natural. El resultado es un vino extraordinario.

nuestras viñas

Pago de la Boticaria

VIÑAS DE CEPAS GARNACHA TINTA EN UNA LADERA INCLINADA. 

Años 1960, Murero, 0,803ha, a 830 metros de altitud, orientación SO, terreno pizarroso, secano y cultivo en ecológico. Viñedo en vaso, plantado en una ladera con una inclinación del 28%, UN TESORO, su espectacular situación hace de su cuidado un gran reto, y por ello un verdadero placer, en ella se siente el poder de la naturaleza. Parece inmortal pues a lo largo de todos estos años ha resistido increíbles climatologías adversas.

Viña Satoshi

VIÑAS DE GARNACHA BLANCA

Murero, 4,20 ha, a 820 de altitud, orientación SE, terreno pizarroso, secano y cultivo ecológico. Viñedo en vaso y en ladera con una inclinación del 15%. UN PROYECTO ÚNICO, Viña Satoshi es un homenaje, a quién/es han sido capaces de cambiar la economía y la sociedad para siempre y a las personas que confían hoy, en los valores reales de la sociedad y en sus comunidades. Un proyecto maravilloso, de luces increíbles en primavera y otoño, que hacen de estas viñas un cuadro digno del mejor artista.

Viñas de Sicilia

VIÑAS DE GARNACHA TINTA EN UN ENTORNO DE ALMENDROS Y CEREZOS

Años 1960, Acered, 7,30 ha, terreno pizarroso, secano y cultivo ecológico. Viñedo en vaso. Es un viñedo que se reparte en pequeños corros, el más grande de 1,2 ha y el más chico de 0,12 ha, alejado de las poblaciones, rodeados de almendros, cerezos y campos de cereal, que forman un paisaje único

Donde se plasma el esfuerzo de nuestros antepasados, para hacer de esta tierra un paraíso.

Viña San Ramón.

VIÑA DE GARNACHA TINTA EN ESPALDERA.

Año 1995, Atea, 0,739ha, a 860 metros de altitud, orientación SO, terreno arcilloso y pizarra degradada, secano y cultivo en ecológico. Debe su nombre al santo patrón de Atea, el pueblo donde se ubica esta viña. Su suelo posee una humedad alta para el entorno.

Viña Falcona.

VIÑA-JARDIN DE GARNACHAS AL ESTILO DE LOS BELLOS CHATEAUS FRANCESES Y CASONAS TOSCANAS.

Año 2020, Daroca, 740 m de altitud orientación SO.  4,36 ha, terreno arcilloso, regadío, cultivo ecológico. Viñedo en sprawl, eje vertical, abanicos y espaldera. Un viñedo jardín en el complejo vitivinícola de la Falcona.

Forma parte del trabajo de investigación convenido con la Fundación Premio Arce, con la colaboración de Pilar Baeza. Está compuesta por distintas variedades de garnacha, garnacha tintorera, garnacha tinta obtenida de injertos procedentes de nuestras viejas viñas y garnacha peluda. 
Nuestro proyecto más importante en el que hemos encontrado nuestro lugar para conciliar trabajo y vida.

Viña Banarrós.

VARIEDAD GARNACHA TINTA

Murero, 3,93 ha, 860 m de altitud Orientación SE, terreno arcilloso y ligeramente pizarroso, secano y como todas, cultivo ecológico. Viñedo en vaso. Se plantaron clones “Boti” obtenidos por injertos procedentes de material de poda de nuestros viejos viñedos. Estos viñedos están también incluidos en el trabajo de investigación sobre “Levaduras del suelo y su influencia de la edad del viñedo”, con la colaboración de la profesora Carmen López.

Cepas que van ofreciendo y ofrecerán grandes alegrías en el futuro.

La Cruz del Caballero.

VIÑAS DE GARNACHA TINTA EN LADERA DE GRAN INCLINACIÓN Y BELLEZA

Atea, En suelos totalmente pizarrosos, a una altitud de 940 metros, en secano riguroso. Es un paraje maravilloso, con 3 viñedos en laderas de enorme inclinación, donde las labores son difíciles y la vendimia costosa, pero donde el esfuerzo se ve gratificado por la calidad de las uvas. Las contempla la cruz de villa o “del Caballero” en el camino que va a Caravaca de la Cruz.

Valdespinar.

VIÑA DE COUPAGE AL ESTILO DE LOS VIEJOS VITICULTORES

Años 1960, 1,16 Ha. 845m de altitud. Està en el término de Villafeliche.

Hemos conservado la viña antigua, clásica de la zona en la que el coupage, la mezcla de uvas ideal para elaborar el vino al gusto de los viticultores era la mezcla de distintas variedades en la misma viña. Luego cada autor, en cada casa de las muchas que poseían bodega propia, tenía su toque “secreto e insuperable”. En Valdespinar domina la garnacha tinta y se mezclan provechones (bobal), cariñenas (que dan más color), algunos pequeños grupos de garnachas blancas y hasta alguna cepa de uvas “cojón de gato” que debieron venir del Somontano.
Próximamente haremos un vino de esta viña exclusivamente. 

Cuidar el viñedo.

Y el viñedo nos cuida… En nuestros viñedos se realizan las podas manuales, nunca antes del mes de febrero. La vendimia siempre manual y en cajas, para un cuidado óptimo de las bayas, casi siempre a partir del 12 de octubre, llegando incluso algunos años a vendimiar ya en noviembre, todo ello para obtener un grado de maduración y de acidez óptimos y dejar a las levaduras alcanzar su momento. 

Nuestras garnachas tienen una gran concentración de azúcares, que gracias a la riqueza de levaduras presentes en los suelos y en las bayas, produce una fermentación espontánea, dando lugar a grandes caldos naturales 

La fauna en nuestros viñedos es enorme desde conejos a cabras montesas, corzos, jabalíes, perdices y todo tipo de pájaros que hacen del entorno un remanso de paz, de donde cada día nos cuesta más salir.